HISTORIA DE LA FAAVV

La Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia nació en 1972 para coordinar y aglutinar la acción de las Asociaciones de Vecinos de la ciudad de Valencia, siendo desde entonces una herramienta para hacer oir la voz de nuestros/as conciudadanos/as ante la Administración Pública.

 ¿QUE ES UNA ASOCIACIÓN DE VECINOS?

Es una Organización no gubernamental (ONG), independiente, al margen de cualquier gobierno, no partidaria, lo que no quiere decir que no sea política. Las Asociaciones de Vecinos surgen de la voluntad, libre y democrática de los propios vecinos de los barrios, pueblos y ciudades de toda España.

Sin ánimo de lucro, su Junta Directiva y los socios actúan con carácter voluntario. Sus objetivos son emancipación y progreso. No son un colchón ni coartada de ningún poder o administración. Su misión es trabajar y exigir mejoras en favor de sus convecinos.

Las Asociaciones de Vecinos están formadas por mujeres y hombres de los barrios quienes, en igualdad de condiciones y oportunidades, buscan juntos soluciones, nunca de manera aislada. Cada dirigente vecinal asume como tarea la de trabajar en equipo, sabe que con ello se juega el resolver definitivamente los problemas que tiene su barrio. Sabe que así está construyendo un barrio de calidad. No basta simplemente con plantear soluciones, deben ser de calidad y respetuosas con el desarrollo sostenible del resto del barrio, de la ciudad, de la región.

A los problemas colectivos, las Asociaciones de Vecinos no plantean sus reivindicaciones por gusto. Las originan los problemas, necesidades, demandas y carencias de carácter general; sentidas por la mayoría de sus convecinos.

Actúan formulando reivindicaciones como soluciones que se reclamen como derechos. Derechos de calidad de vida, estén o no ya amparados por la ley. La participación es una cuestión fundamental de las Asociaciones de Vecinos, tanto en el proyecto final como durante todo el proceso de elaboración, seguimiento y evaluación de los resultados de carácter progresista. Es decir, que favorezcan el desarrollo humano y la mejora de los derechos ciudadanos. Que avancen día a día para lograr un barrio mejor, incidiendo en los mecanismos que aseguren una calidad de vida para la mayoría, afianzando los criterios jurídicos e ideológicos que impulsan el estado de bienestar. El concepto de progreso debe ser una guía que oriente las reivindicaciones de las Asociaciones de Vecinos. A las Asociaciones de Vecinos no se va por que no se tiene otra cosa que hacer. Desde luego nadie va a “sufrir”. El que participa de una Asociación de Vecinos lo hace porque le resulta un trabajo gratificante. Trabajando en la asociación de vecinos uno se divierte, se forma, participa, aprende, ofrece lo mejor de uno mismo y recibe lo mejor de los demás. Las personas que actúan en las asociaciones, son personas con capacidad para organizarse y organizar, a quienes no les preocupa liberar tiempo de otras ocupaciones para dedicarlo a trabajos de la Asociación, luchan por la autoorganización de la sociedad promoviendo actividades culturales, educativas, urbanísticas, de salud... iniciativas para el barrio, en beneficio colectivo, para construir un barrio más digno y solidario.

Y defienden a los ciudadanos ante las administraciones. Las Asociaciones de Vecinos se hacen presentes en todas las instituciones donde se deciden asuntos que afectan a los ciudadanos. Reivindican, negocian, pactan ante ayuntamientos, diputaciones, comunidades y ministerios. Se coordinan con otras entidades afines a sus objetivos, fomentando un movimiento social capaz de lograr resultados en la mejora de la calidad de vida.

Participa

logoFAAVV

Tu opinión es extraordinariamente importante para mantener el movimiento vecinal en marcha.

Participa, haznos llegar tus comentarios, quejas, sugerencias... ¿Cómo puedes ayudar a mejorar la ciudad de Valencia?.

 

Volver