El Palmar. Terrazas

La FAAVV propone que se suspenda el acuerdo de ampliación de terrazas y mayor presencia policial en la calle para evitar la saturación y los conflictos existentes en el uso y disfrute del espacio público

0Shares
0 0

Reunión con dominio público y la federación de Hostelería

La FAAVV propone que se suspenda el acuerdo de ampliación de terrazas y mayor presencia policial en la calle para evitar la saturación y los conflictos existentes en uso y disfrute del espacio público

En el encuentro convocado esta mañana por Lucia Beamud, concejal de dominio público, para valorar la vigencia del acuerdo de ampliación de terrazas, al que han asistido la Federación de Hosteleria y la Federación de Asociaciones Vecinales entre otras. La FAAVV hemos hecho constar nuestra preocupación por estado de desgobierno existente en el control de su cumplimiento.

Los conflictos se suceden en numerosos puntos de la ciudad agravados por la falta de vigilancia policial: Plaza de Honduras, Ciudad jardín, el Palmar, Ciutat Vella o Ruzafa son territorio de abusos sistemáticos de ocupación de la vía pública. Conflictos que se ven agravados por otros como la violencia callejera, el gamberrismo o el botellón.

Las propuestas del movimiento vecinales han sido claras y concretas:

  1. Sí a un acuerdo de ciudad sobre el uso equitativo del espacio público con la finalidad de garantizar la movilidad de las personas y el uso compartido de calles y plazas que evite la privatización y mercantilización abusiva actual y habilite soluciones de uso flexible.
  2. Liquidación inmediata del acuerdo de ampliación adoptado en junio de 2020 porque ya no existen restricciones para las terrazas en la vía pública. Según reza la resolución de 6 de septiembre de la Conselleria de Sanitat, las terrazas al aire libre pueden volver ocupar el 100% del espacio autorizado antes de la pandemia, luego no ha lugar a mantener por más tiempo unas excepciones que se estableció debían ser temporales.
  3. Mayor atención de la policía de barrio sobre los abusos en la ocupación de espacio público y tramitación efectiva de las denuncias.
  4. Un plan de información y concienciación social sobre el impacto en el vecindario y en el medio ambiente del uso y disfrute del espacio público.
  5. Crear grupos de trabajo en las Juntas de Distrito entre vecinos, hosteleros, dominio público y policía local para resolver los puntos de ocupación excesiva y que concentran la mayor parte de las quejas y denuncias

La posición del Ayuntamiento en la reunión ha sido bastante confusa, pues mientras por un lado decía que el acuerdo de ampliación era temporal, tampoco ha sido capaz de concretar cuándo y cómo finalizaba esa temporalidad.

El Ayuntamiento se ha limitado a tomar nota y a proponer una mesa de dialogo y un plan de inspección que viene anunciando desde el pasado mes de julio pero que no termina de concretarse en nada.

Dialogar sobre qué y con quienes, son cosas que tampoco han quedado claras. como tampoco sabemos que es lo que se le va a encomendar inspeccionar a la policía, ni como va a resolver si hay pocas o muchas mesas en un perímetro de lo mas incierto.

En suma, una reunión frustrante que solo ha servido, una vez mas, para escenificar las discrepancias entre hosteleros y vecindario y para evidenciar que el Ayuntamiento carece de propuestas reales para salir del enredo que ha creado en el último año.

María José Broseta, ha dejado claro en su intervención que o hay liderazgo por parte del Ayuntamiento para resolver los incendios que se suceden en un número cada vez mayor de barrios o el movimiento vecinal no tendrá otra opción que seguir apelando a los tribunales para que sean los jueces quienes hagan cumplir las ordenanzas.

Los comentarios están cerrados.