WhatsApp Image 2021-10-29 at 16.58.46

La Federación Vecinal aborda con el alcalde Joan Ribó soluciones para el ocio, la seguridad, Mestalla y el Puerto

  • El Observatorio del ocio y el turismo ya tiene fecha de constitución.
  • Mesas de diálogo para buscar las mejores soluciones a los problemas de seguridad y vandalismo que azotan algunos barrios
  • La FAAVV propone un acuerdo sobre prioridades en el uso del espacio público con el borrador de una nueva ordenanza sobre espacio público como argumento
  • El alcalde y el movimiento vecinal expresan su coincidencia con la ampliación de puerto y con el futuro del Mestalla
  • Compromiso de mejorar la participación vecinal en la vida de la ciudad

La presidenta de la Federació d’Associacions Veïnals de València, María José Broseta, se ha reunido este viernes acompañada de parte de su directiva con el alcalde de València, Joan Ribó, para abordar soluciones a varias cuestiones de vital importancia para la ciudad y que se trataron como prioritarias el pasado mes de mayo en el primer pleno ordinario presencial de la entidad desde que irrumpió la pandemia.

En suma, una reunión altamente positiva por la cantidad de acuerdos y compromisos alcanzados. Creemos que se ha abierto una vía de dialogo importante  sobre el uso del espacio público y modelo turístico de la ciudad

Observatorio del Ocio y el Turismo

La ciudad necesita de un foro que fundamente y haga recomendaciones para promover una cultura del ocio compatible con la vida vecinal. Es una muy buena noticia que esperábamos con interés.  Saber que el mes próximo se constituirá el Observatorio del Ocio y el Turismo nos hace pensar que por fin podremos hablar no solo de crecimiento, de atraer turistas, sino también de acogida, de cómo los recibimos y en qué condiciones, y de cómo nos afecta a los residentes.

Hay que recordar que en el último Consejo Municipal de Turismo, la FAAVV planteó invertir un 10 % del presupuesto de la fundación Visit València (1 millón de €) en políticas sobre el impacto del turismo en la ciudad.

Mesas de diálogo para la buena vecindad

Frente a los problemas de seguridad y vandalismo que se están dando de forma reiterada en algunos barrios con muy diversas formas y causas, hemos acordado promover la creación de Mesas de diálogo, mesas que nosotros llamamos de buena vecindad pues es lo que queremos promover. Su finalidad será informar a vecinos y comerciantes, de primera mano, sobre las acciones emprendidas para hacer frente al malestar existente y fijar compromisos con las medidas a adoptar.

Mesas que consideramos indispensable que vengan presididas por el concejal o concejala del Distrito para que estas mesas tengan garantías de viabilidad.

No hay soluciones mágicas, pero informar y escuchar es el primer paso para ganar la deseada “nueva normalidad” que se anunciaba en los planes de reconstrucción social de la ciudad.

Vivienda y apartamentos turísticos

Es notorio que la oferta de viviendas de uso turístico son una fuente de problemas, en primer lugar, fiscales por que la inmensa mayoría lo hace sin licencia habilitante, pero también vecinales. Esta oferta descontrolada, en ocasiones provoca molestias muy graves a los residentes en el entorno que tardan años en resolverse. Hemos planteado la necesidad de un plan de inspección de este tipo de viviendas y muy especialmente hemos reclamado un procedimiento sancionador “singular” que contemple los agravantes de daños a la salud y a la intimidad, y permita adoptar medidas cautelares de suspensión inmediata de la actividad. No parece razonable que se trate de igual forma un mero incumplimiento de las ordenanzas que un problema que es una amenaza real y directa al derecho al descanso.

Pero la gran oferta sumergida de VUTs también está provocando otros problemas no menos graves, como subidas constantes del precio del alquiler, desahucios y gentrificación. Por ello también hemos urgido las medidas anunciadas de blindar a vecinas y vecinos frente a los cambios de uso sobrevenidos de las viviendas y la elaboración del PIAT o plan de recursos turísticos de la ciudad (art 27 Ley de Turismo y la Hospitalidad). Es lo menos que cabe esperar de una ciudad que aspira a ser sede del turismo inteligente 2022. Sería deseable que además de inteligente fuera sostenible

Por un acuerdo de Ciudad sobre espacio público

El cambio de paradigma en la movilidad que ya asoman por las cuatro esquinas de la ciudad, está teniendo perversas consecuencias en el uso del espacio público. Vemos como espacios ganados al coche son inmediatamente ocupados por terrazas. La presión sobre la explotación mercantil de la calle es enorme.

Es necesario priorizar usos, revalorizar la calle y la plaza como espacio para caminar y convivir. Los usos de tránsito de vehículos o comerciales deben estar limitados y ser equitativos con el espacio reservado de libre uso. Se debe pensar en formas más flexibles y polivalentes de uso, y evitar las privatizaciones encubiertas.

El mero debate sobre un acuerdo de usos del espacio público sería una buena pedagogía social para ponerlo en valor y el mejor argumento sería poner sobre la mesa el borrador de la nueva ordenanza sobre dominio público que ha anunciado en alguna ocasión la concejal Lucia Beamud.

La pandemia nos ha marcado y de algún modo ha revalorizado el uso del espacio público, es por ello que consideramos necesario un acuerdo sobre el uso del espacio público en la ciudad que establezca claramente el orden de prioridades: El espacio del residente, el reservado a la movilidad y el del uso comercial.

No a la ampliación, pero es necesario poner ya sobre la mesa alternativas

Una vez mostrado el rechazo de la ciudadanía y de una parte importante del espectro político en la manifestación del pasado 22 de octubre, toca presentar alternativas.

MJ Broseta, ha instado al alcalde a trabajar en la elaboración de un plan de eficiencia y aprovechamiento de las actuales instalaciones portuarias, infrautilizadas actualmente según los expertos y los propios estibadores, como alternativa a una ampliación que pone en riesgo las playas del Parque Natural de la Albufera y el propio lago y que colapsaría los accesos de toda el área metropolitana.

La dirigente vecinal ha recordado que según el comité de empresa de la terminal pública CSP Iberian Valencia Terminal SAU, la reducción de 8 días (promedio València) a 6 días (mejores puertos europeos) de los tiempos de ocupación incrementa un 33% la capacidad de almacenamiento.

El viejo Mestalla: El valencianismo debe recuperar el club para la ciudad

La Federación mantiene su firme propósito de solicitar la ejecución de la sentencia firme del Supremo del 16 de diciembre de 2005 que declara ilegales parte de las nuevas gradas: “Aunque la sentencia haya prescrito, hay fórmulas jurídicas para solicitar la ejecución del fallo y es lo que vamos a hacer si el club no retoma las obras del nuevo Mestalla con el dinero que recibirá del fondo de inversión, una cuantía que, junto a la que obtenga de la venta de la parcela de la avenida de Aragón es más que suficiente para ejecutar el polideportivo de Benicalap y finalizar un estadio en condiciones y no uno low cost como parece que se ha previsto”.

La participación vecinal, una asignatura pendiente

  • La Juntas de distrito son verdaderos espacios de encuentro del gobierno municipal con los movimientos vecinales. Debe darse un mayor protagonismo a los grupos de trabajo, a la tarea desinteresada que realizan muchas vecinas y vecinos por su barrio, y abrirse más a la participación de los asistentes a los plenos. Dejar las mociones para el final de la sesión, al igual que en el pleno municipal, daría dinamismo y haría aumentar y mejorar la participación.
  • Ni una asociación sin local de reunión. Hay asociaciones solicitando un local desde hace años en algunos barrios con espacios municipales en sin uso efectivo o incluso sin inaugurar (Se adjuntará relación)
  • Las actividades cívicas en la calle se deben cuidar y estimular. Las actividades vecinales que no impliquen una ocupación permanente de la vía pública, ni requieran de instalaciones especiales no se autorizan, tan solo se comunican y policía local se da por enterada a los efectos oportunos. Es necesario poner fin a la carrera de obstáculos a la participación, a las barreras que todavía perduran como la tasa para acceder a ciertos documentos públicos.
    Los carteles y notas informativas de las asociaciones de vecinos registradas podrán ser publicados en los tablones de anuncios de los mercados municipales.
MJ_Port

Entidades sociales, vecinales, sindicales y ambientales de la comarca de l’Horta y de la ciudad de València se manifiestan contra la ampliación del puerto

La ampliación del Puerto NO puede «hacer compatible el crecimiento económico con el respeto del medio ambiente »

Este es el lema repetido por el Presidente de la Generalitat Ximo Puig, el Alcalde Joan Ribó y el Consejero Arcadi España cuando hablan de los impactos del proyecto. Pero los efectos que ha causado el puerto y los que vendrán de la ampliación sobre las playas, la Albufera, la calidad del aire y el agua y sobre la salud son de tal magnitud, de tal coste para el erario público y tan irreversibles, que es imposible que el proyecto de la ampliación sea aceptable ni socialmente, ni ambientalmente, ni económicamente.

Errores pasados ​​no pueden avalar errores más grandes en el futuro

Se nos dice que ya se ha hecho el dique norte y que esto implica seguir adelante, pero es preferible parar ahora a seguir dilapidando dinero en un proyecto que determinará de forma irreversible el modelo de ciudad para nuestras hijas o limpias, los próximos 100 años, que va en contra de las mismas directrices en materia de territorio que el impulsa consejo y que tiene una vida útil corta, dado las características del sector. Hay que recordar que el puerto ya ha hecho retroceder las playas de la Devesa, ha destrozado La Punta y el barrio de Nazaret.

Planificación a la carta para empresas vs derecho a decidir de la ciudadanía.

Se nos dice que no podemos ‘renunciar’ a una inversión privada de 800 millones de euros, pero NO NOS DICEN que la ampliación del puerto implicará un gasto de más de 4.000 millones de euros de dinero público para que sea funcional , pues implicará crear el acceso norte y hacer nuevas ampliaciones de la V30, la V31 y la V21.

Pero, además, la ampliación implica efectos sobre la salud, la calidad del aire, el ruido, la destrucción y la fragmentación de ecosistemas, de la huerta que nos alimenta y de nuestros pueblos, que vamos a pagar nosotros, no el puerto ni la empresa concesionaria, y que nos endeudará de forma que no podremos desarrollar un modelo de ciudad diverso, de proximidad y sostenible.

Gastar el dinero en lo realmente importante y urgente: cambio climático y planificar para el bien común.

En una sociedad democrática moderna, hay que evaluar las inversiones a la luz de la sostenibilidad y la equidad, de su capacidad para generar bienestar y asegurar el futuro, especialmente cuando hablamos de cantidades tanto exorbitantes y acciones tan impactantes. El puerto es una inversión intensiva en capital, altamente tecnológica y con caducidad corta, cuando en la situación actual son necesarias las intensivas en puestos de trabajo.

38bee865-dc97-45c4-8b20-b6a213427c4a_16-9-discover-aspect-ratio_default_0

Valencia en llamas y no son las fallas

LO QUE ESTÁ PASANDO NO ES UNA ANÉCDOTA Y SÍ TIENE SOLUCIÓN

El pasado jueves, 23 de septiembre, el área de Seguridad Ciudadana de FAAVV organizó un encuentro con las Asociaciones Vecinales para tomar nota de la degradación e inseguridad que sufren buena parte de los barrios de la ciudad.

Botellón, vandalismo, agresiones de todo tipo, abusos en la ocupación del espacio público, bandas organizadas que mantienen viva hasta altas horas de la madrugada la marcha callejera, eran ayer el denominador común de las vivencias que trasladaban asociaciones de vecinos de todos los rincones de la ciudad.

Pero la indignación que se escuchaba en el encuentro lo era por partida doble. Por el esperpento de las historias que se contaban, pero también por la falta de respuestas concretas, de medidas efectivas para hacerles frente por parte del Ayuntamiento.

Escuchar a nuestros ediles cosas del tipo “está pasando en todos lados” o esto “no tiene solución”, o el mismo hecho de seguir permitiendo la generalizada sobreocupación del espacio público no ayudan a recuperar la tranquilidad ni la confianza.

No quedarnos de brazos cruzados fue la resolución unánime de todas las asociaciones presentes.

Aarón Cano y el botellón en la ciudad de València

Reunión en la FAAVV del día 27 de septiembre para tratar monográficamente el tema del espacio público y el botellón

El concejal responsable del área se mostró perfectamente conocedor de los problemas existentes en diferentes puntos de la ciudad relacionados con la práctica del botellón y señaló la dificultad de hacerles frente cuando alcanzan cierta magnitud, también señaló el problema añadido de la falta de recursos humanos.

También nos informó de las conversaciones con entidades bancarias propietarias de pisos ocupados y nos expuso sus previsiones en materia de efectivos, en concreto que en el plazo de un mes habría 57 nuevos agentes en la calle.

PROPUESTAS DEL MOVIMIENTO VECINAL FRENTE AL BOTELLÓN

Desde la Federación le hemos expuesto que para nosotros el problema es ya el próximo fin de semana, y creemos que el ayuntamiento no está haciendo lo suficiente frente el vandalismo y la violencia que acompañan a algunos botellones, por este motivo reclamamos:

  1. Mayor presencia policial especialmente a partir de la hora de cierre de los locales, baldeos y limpieza nocturna, revisión del tamaño de las terrazas y control de aforos
  2. Mejor atención al 092, evitando bloqueos y mal trato
  3. Acceso a los atestados policiales por los interesados en las denuncias sin tener que pagar los consabidos 32€ de penalización
  4. Revisión de los procedimientos de tramitación de los expedientes sancionadores para que contemplen los agravantes de daños a terceros, a la salud y al descanso y se puedan adoptar medidas cautelares de policía
  5. Creación de comisiones de trabajo en cada distrito con problemas de botellón y espacio público con vecinos, comerciantes, servicio de actividades y policía local para valorar las medidas a adoptar.

La federación de Vecinos «celebra» el fin de las ampliaciones de las terrazas para ocio y restauración

En la Mesa de diálogo convocada por Lucia Beamud para comunicar que a partir del próximo día 12 de octubre se suspende la ampliación de ocupación del dominio público la Federación de asociaciones vecinales ha realizado las siguientes propuestas:

  • Celebramos la decisión de dejar sin efecto el acuerdo de ampliación de terrazas nos parece una decisión oportuna y necesaria
    Había que poner fin a una situación de excepcionalidad que creaba mas problemas que ventajas, especialmente desde el momento que ya no existen restricciones COVID en la ocupación del espacio público
    Esta vuelta a la normalidad sería conveniente que contara con un plan de apoyo desde espacio público facilitando una actualización de las autorizaciones de ocupación con su plano y croquis y acreditando el aforo autorizado (persona/1.75m2), así como prestando asistencia en los casos en conflicto
  • Las zonas en conflicto no se resuelven solo con la vuelta a la situación anterior, una propuesta
    Es el momento de abordar igualmente (y con urgencia) los problemas ocasionados en algunas zonas como consecuencia de la saturación de locales y terrazas. Como los casos son muchos y con circunstancias muy diversas proponemos la necesidad de crear mesas de trabajo a nivel de distrito donde vecinos, comerciantes y Ayuntamiento, (léase policía local, actividades y espacio público) para tratar las medidas a adoptar. Los casos de Ruzafa, El Palmar, Ciutat Vella, Honduras o el Cedro son buenos ejemplos para esta propuesta.
  • El Espacio Público, por un acuerdo de ciudad sobre su uso
    La pandemia nos ha marcado y de algún modo ha revalorizado el uso del espacio público, es por ello que consideramos necesario un acuerdo sobre el uso del espacio público en la ciudad que establezca claramente el orden de prioridades. El espacio del residente, el reservado a la movilidad y el del uso comercial.
El Palmar. Terrazas

La FAAVV propone que se suspenda el acuerdo de ampliación de terrazas y mayor presencia policial en la calle para evitar la saturación y los conflictos existentes en el uso y disfrute del espacio público

Reunión con dominio público y la federación de Hostelería

La FAAVV propone que se suspenda el acuerdo de ampliación de terrazas y mayor presencia policial en la calle para evitar la saturación y los conflictos existentes en uso y disfrute del espacio público

En el encuentro convocado esta mañana por Lucia Beamud, concejal de dominio público, para valorar la vigencia del acuerdo de ampliación de terrazas, al que han asistido la Federación de Hosteleria y la Federación de Asociaciones Vecinales entre otras. La FAAVV hemos hecho constar nuestra preocupación por estado de desgobierno existente en el control de su cumplimiento.

Los conflictos se suceden en numerosos puntos de la ciudad agravados por la falta de vigilancia policial: Plaza de Honduras, Ciudad jardín, el Palmar, Ciutat Vella o Ruzafa son territorio de abusos sistemáticos de ocupación de la vía pública. Conflictos que se ven agravados por otros como la violencia callejera, el gamberrismo o el botellón.

Las propuestas del movimiento vecinales han sido claras y concretas:

  1. Sí a un acuerdo de ciudad sobre el uso equitativo del espacio público con la finalidad de garantizar la movilidad de las personas y el uso compartido de calles y plazas que evite la privatización y mercantilización abusiva actual y habilite soluciones de uso flexible.
  2. Liquidación inmediata del acuerdo de ampliación adoptado en junio de 2020 porque ya no existen restricciones para las terrazas en la vía pública. Según reza la resolución de 6 de septiembre de la Conselleria de Sanitat, las terrazas al aire libre pueden volver ocupar el 100% del espacio autorizado antes de la pandemia, luego no ha lugar a mantener por más tiempo unas excepciones que se estableció debían ser temporales.
  3. Mayor atención de la policía de barrio sobre los abusos en la ocupación de espacio público y tramitación efectiva de las denuncias.
  4. Un plan de información y concienciación social sobre el impacto en el vecindario y en el medio ambiente del uso y disfrute del espacio público.
  5. Crear grupos de trabajo en las Juntas de Distrito entre vecinos, hosteleros, dominio público y policía local para resolver los puntos de ocupación excesiva y que concentran la mayor parte de las quejas y denuncias

La posición del Ayuntamiento en la reunión ha sido bastante confusa, pues mientras por un lado decía que el acuerdo de ampliación era temporal, tampoco ha sido capaz de concretar cuándo y cómo finalizaba esa temporalidad.

El Ayuntamiento se ha limitado a tomar nota y a proponer una mesa de dialogo y un plan de inspección que viene anunciando desde el pasado mes de julio pero que no termina de concretarse en nada.

Dialogar sobre qué y con quienes, son cosas que tampoco han quedado claras. como tampoco sabemos que es lo que se le va a encomendar inspeccionar a la policía, ni como va a resolver si hay pocas o muchas mesas en un perímetro de lo mas incierto.

En suma, una reunión frustrante que solo ha servido, una vez mas, para escenificar las discrepancias entre hosteleros y vecindario y para evidenciar que el Ayuntamiento carece de propuestas reales para salir del enredo que ha creado en el último año.

María José Broseta, ha dejado claro en su intervención que o hay liderazgo por parte del Ayuntamiento para resolver los incendios que se suceden en un número cada vez mayor de barrios o el movimiento vecinal no tendrá otra opción que seguir apelando a los tribunales para que sean los jueces quienes hagan cumplir las ordenanzas.

VUTS__

Aprobado, por fin, el Observatorio del Ocio y el Turismo

El Ayuntamiento da un primer paso para lo que podría ser un cambio en el modelo turístico en la ciudad

El pasado mes de 30 de julio, la junta de gobierno aprobó la creación del Observatorio del Ocio y el Turismo de la ciudad, dando así cumplimiento a la moción aprobada por unanimidad en febrero de 2018 a propuesta de la FAAVV de València. Al fin una buena noticia!

Resulta inconcebible que la industria del ocio y del turismo tenga el peso tan importante que tiene en la economía de la ciudad, el segundo lugar tras el comercio y servicios, y su actividad se desenvuelva al margen de ordenanzas, generando graves conflictos con la ciudadanía y sea opaco en lo fiscal y en lo laboral. Si tenemos que entendernos con esta economía tan depredadora lo mejor es empezar por poner en claro números y cuentas.

Por poner un ejemplo, a ver si nos entendemos. Según la pagina web del Ayuntamiento de València en la ciudad hay 1.124 apartamentos turísticos, pero según Airbnb solo en esa plataforma serían 6.552, pero según un estudio inédito de Castro Consulting los apartamentos serían 9.643. En qué quedamos? Cómo nos vamos a aclarar si no disponemos de una fuente oficial que dé cuenta de lo que de verdad está pasando con la vivienda o el espacio público.

Qué cálculo de costes, de ratios de ocupación o de impacto en la vivienda cabe hacer con este desbarajuste de datos que evidencian que la mayor parte de la oferta es ilegal?

Contar con un organismo que pueda dar cuenta de los efectos en la ciudad del desembarco diario de miles de personas y de su actividad a lo largo del día, es fundamental si aspiramos sinceramente a una industria turística sostenible y de calidad. Pero el turismo solo puede ser sostenible si es asumible social y ambientalmente, si contribuye al bienestar de los residentes y a la conservación de los recursos naturales.

Ahora que hablamos de reconstrucción social, de nueva normalidad, de recuperar la senda del crecimiento de forma sostenible y saludable es el momento de tomar decisiones que reorienten el modelo turístico. Felicitamos al Ayuntamiento por este paso, pero hay que más cosas para que la ciudadanía recupere la confianza y la tranquilidad.

6ff7ca38-c10c-4b58-ab63-ac1c8638ad19

La Federación de vecinos exige el pleno cumplimiento de la Ley de Turismo e invertir recursos para hacer cumplir las ordenanzas e impedir los abusos

Critica que Visit Valencia solo hable de crecimiento y promoción turística sin atender a los efectos indeseados que la llegada masiva de turistas ocasiona y reclama un 10% de su presupuesto para paliar estos efectos

En el pleno convocado para el día de hoy, y al hilo del informe de actuaciones presentado, el movimiento vecinal ha formulado dos propuestas para denunciar que las cosas no van bien, nada bien, ya no se puede seguir hablando de retomar la línea del crecimiento sin atender a los importantes desgarrados que ya se están produciendo en la ciudad en materia de vivienda y espacio público.

  1. Pleno cumplimiento de la Ley de Turismo y Hospitalidad.
    Particularmente en lo que hace referencia a la elaboración del mapa de recursos turísticos y el PIAT o plan de intervención en ámbitos turísticos.
  2. Invertir 1 millón de euros para evitar los impactos negativos que la promoción turística esta teniendo en la vida de la ciudad.
    De los 8 millones de euros que anualmente consume la entidad Visit Valencia, nos hemos preguntado cuanto se invierte en inspecciones, en controlar la actividad turística, una actividad que se sabe que tiene un fuerte impacto por los movimientos especulativos que provoca. Planteamos que hay que destinar al menos un 10 % de lo que se invierte en atraer turistas en paliar los efectos negativos del crecimiento acelerado que provoca.

Porqué hemos dicho en el pleno que las cosas no van nada bien:

  1. Porque al menos un 40% de la oferta en VUTs no está reglada, ni podrá estarlo de aplicarse la normativa vigente.
  2. Porque las denuncias de los particulares por la actividad turística tardan no menos de 2 años de recorrido sin resolverse
  3. Porque los desahucios y la no renovación de contratos de alquiler son un goteo silencioso, casí anónimo, que está provocando el éxodo de muchos residentes en distritos como Ciutat Vella o Ruzafa

El modelo actual “no es sostenible”, no es sostenible socialmente por el grave malestar que ocasiona.

La sostenibilidad no se mide solo por las emisiones del CO2, se mide fundamentalmente por su coste social: Encarecimiento de la vivienda, desalojos, contaminación acústica, espacio público. Y ese coste, hoy por hoy, es desorbitado e insostenible.

Para acabar con el actual conflicto que nos puede llevar a acabar hablando de Zonas Turísticamente Saturadas, al igual que ya ocurre con las ZAS o zonas acústicamente saturadas, es necesario avanzar en el pleno cumplimiento de la Ley de Turismo y hospitalidad y en destinar recursos suficientes a evaluar el impacto de la actividad turística en los barrios y garantizar el pleno cumplimiento de las ordenanzas.

En el caso de Ciutat Vella, es especialmente llamativo que se quiten bancos públicos para ampliar mas aún las terrazas, que haya edificios enteros de apartamentos o bares que funcionen sin licencia de ninguna clase y con un montón de denuncias a cuestas. Con este nivel de indefensión de la ciudadanía es imposible atraer un turismo de calidad.